M.E. v Suecia: El TEDH y Vuelta al Armario #LGBT

  • Por:Manel
  • 0 Comment

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (CJtHR) controla la aplicación por los Estados miembros del Consejo de Europa del Convenio Europeo de Derechos Humanos, cuando estos aquellos hayan aceptado la jurisdicción del Tribunal. Los particulares pueden acceder al Tribunal de Estrasburgo (llamado así también por ser su sede esta ciudad actualmente francesa) con unos requisitos concretos. La Sentencia del Tribunal no es vinculante -obligatoria- para los Estados miembros, pero su fuerza, digamos moral, es tanta que generalmente las acatan.

De otro el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (CJEU) es la máxima instancia judicial de la Unión, de conformidad con los Tratados fundacionales y tiene una serie amplia de competencia en el control de la actuación de los Estados miembros, de los órganos de la Unión en sede de vigilar el cumplimiento del Derecho de la Unión. Los jueces de cada Estado miembro tienen la opción de plantear cuestiones al Tribunal de Justicia para fijar si la actuación estatal es o no conforme al Derecho europeo o bien como debe interpretarse tal o cual norma europea en relación con la normativa interna. Las sentencias del TJUE son vinculantes para los Estados que incluso se ven obligados a derogar o modificar legislación interna si esta, según el TJ, no se ajusta a la legalidad europea.

Sentado lo anterior,  hago referencia sucintamente una sentencia reciente del Tribunal de Estrasburgo (Tribunal de Derechos Humanos), por su relevancia social y su contenido jurídico.

Bien, la posición del TEDH sobre la legislación homófoba y el art. 3 del Convenio era clara, hasta esta sentencia. Por otra parte los analistas no acaban de entender el cambio de jurisprudencia puesto que se utilizan criterios hasta ahora no admitidos.

Las lenguas oficiales del Tribunal de Derechos Humanos son el francés y el inglés. Lo que supone los enlaces al procedimiento, sentencia,  lo son a los oficiales de la Corte y por tanto en inglés. El TEDH a diferencia del TJ de la Unión Europea no realiza traducciones oficiales a las lenguas de los Estados parte.

Como consta, con esta sentencia el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) se separa abiertamente de la posición que había establecido otros Tribunales nacionales o internacionales, durante la última década.

La Sección Quinta del Tribunal de Estrasburgo resolvió que exigir por las autoridades nacionales a un extranjero (a su vez demandante de asilo y pendiente del proceso de reunificación familiar), que regrese temporalmente a su país de origen, donde tendrá que ocultar su orientación sexual viviendo de manera discreta no supone una violación del artículo 3 del Convenio Europeo de Derecho Humanos del Consejo de Europa (prohibición de la tortura, tratos inhumanos y degradantes).

Los hechos. M. E. es un ciudadano libio que llegó a Suecia en julio de 2010. Inmediatamente pidió asilo por encontrarse en Libia imputado por delito de transporte ilegal de armas y también por temor a represalias de los clanes o mafias. En febrero de 2011, añadió su solicitud de residencia legal en Suecia, por la vía de reunificación familiar, toda vez que estaba casado con un hombre en Suecia -llamado N-.

M.E. había presentado N. a su familia vía webcam, pero les había manifestado que era una mujer (N. es transgénero).

De acuerdo con el procedimiento de reagrupación familiar sueca, M.E. tendría que regresar a Libia y, desde allí presentar la solicitud a las autoridades del Reino de Suecia. M.E. manifiesta su temor, su miedo, a ser perseguido y objeto de vejaciones en Libia debido a su orientación sexual. A la vista de lo cual pidió la aplicación de una excepción contenida en la ley sueca que permite a las personas para quienes no es razonablemente necesario viajar al país de origen, o de inicio, permanecer en Suecia, mientras se resuelve procedimiento de reagrupación familiar.

Aunque esta solicitud de excepción mencionada nada tiene que ver con la solicitud de asilo, por tratarse del mismo temor de persecución que la inspira el Tribunal Europeo de Derechos Humanos resuelve ambos extremos aplicado el mismo criterio, como se verá.

La decisión de Suecia. Las autoridades de inmigración de Suecia rechazan solicitud de asilo del M.E en relación a los imputaciones penales (y la persecución de las mafias libias) indicando que la historia carecía de credibilidad y que no se podía fundamentar un riesgo real de persecución. Respecto a su petición de reunificación familiar, las autoridades suecas encontraron que no era razonable eximir M.E. de presentar la solicitud en Libia y le negó el beneficio de la excepción -lo que supone la obligación de regresar a ese país durante la tramitación del procedimiento, esto es, una expulsión.

La Sentencia del Tribunal de Estrasburgo. M.E presentó demanda contra Suecia ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, argumentando que si fuera obligado a regresar a Libia, se produciría ante una violación del artículo 3 de la Convenio Europeo de Derechos Humanos. Ello sería así porque, de un lado es evidente la hostilidad general hacia las personas LGBT en Libia, pero además su familia había descubierto que mantenía un relación con una persona de sexo no femenino (por ser transgéro el autor de post no se atreve a utilizar ‘relación homosexual’ a fin de garantizar la objetividad) y le habían amenazado de muerte.

En cuanto a la petición de asilo el Tribunal coincidió el gobierno sueco en que M.E. estaba obligado a probar la existencia un riesgo real y personal.

Respecto a su petición de excepción de salida de Suecia (y por tanto su permanencia allí) durante la tramitación de la reunificación familiar, el Tribunal comienza afirmando que la orientación sexual del M.E y la seriedad de su matrimonio con N. eran indiscutibles por el gobierno sueco (lo que, como juez De Gaetano señala en su voto particular, no es totalmente cierto). El Tribunal continua su análisis respecto a la aplicación de un criterio establecido por la ley Sueca, que a su vez se inspira en diferentes sentencias del Tribunal Supremo del Reino Unido, en asuntos de ciudadanos procedentes de Irán y Camerún. La idea es la siguiente:  si el Tribunal establece que el solicitante ocultaría su orientación sexual incluso sin la amenaza de persecución, por diferentes motivos, así la presión social de su familia o amigos, etc., la solicitud de asilo (o en este caso la solicitud de exención) puede ser rechazada.

A la luz de este criterio el Tribunal declaró que presentando N. como una mujer a su familia, el solicitante había hecho una elección activa de vivir discretamente no debido al temor de persecución, sino a consideraciones privadas. Además, el Tribunal señaló que aunque el comportamiento homosexual se castiga con pena de prisión en Libia, no hay pruebas suficientes sobre la persecución activa de las autoridades libias por razones de la orientación sexual. El Tribunal también destacó que era sólo una expulsión temporal a la espera del resultado del procedimiento de reunificación familiar,  que no se extendería unos cuatro meses. Incluso si el solicitante tuviera que ser discreto (sic) sobre su vida privada durante este tiempo, no haría falta que ocultan una parte importante de su identidad en forma permanente o por más tiempo.

Por este motivo el Tribunal entiende que no concurre vulneración del artículo 3 de la Convenio de Derecho Humanos, confirmando la posición de Suecia.

El error. El Tribunal Europeo de Justicia y el Tribunal Supremo del Reino Unido han rechazado la tesis de que las solicitudes de asilo LGBT puedan ser rechazadas basándose en la premisa de que es posible vivir totalmente a salvo en sus países de origen siempre que los solicitantes fueran discretos siguen siendo discretos.

La conclusión El Tribunal de Derechos Humanos hace referencia a sentencias que considera acertadas, si bien referidas a asuntos en los que el factor temporal no era considerado. De esta forma aplica sus la tesis de manera inadecuada. La consecuencia es que …  mientras que sea sólo por unos meses, cualquiera puede ser obligado a regresar a un país con legislación homófoba mientras oculte (o viva discretamente) su orientación sexual sin que se produzca vulneración del Convenio de Derechos Humanos.

 

Acerca de Manel

Magistrado con veinte años de experiencia en materia penal y Derecho de la Unión Europea.

Publicado en: Sin categoría

Comentarios

Sin respuestas hasta “M.E. v Suecia: El TEDH y Vuelta al Armario #LGBT”

Aún no hay Respuestas.