Las líneas aéreas pueden cobrar por la facturación #TJUE

  • Por:Manel
  • 0 Comment
La compañía Vueling  2010 impuso a una pasajera, en vuelo ida y vuelta A Coruña y Amsterdam, un recargo de 40,00 euros por la facturación de dos maletas. La pasajera lo entendió abusivo y presentó reclamación.   El Instituto Galego de Consumo de la Xunta de Galicia impuso a Vueling una sanción administrativa de 3.000 euros por esa razón. Frente a esa sanción la compañía recurrió a los Tribunales.   El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 1 de Ourense,  que tramita el caso, antes de dictar sentencia y como cuestión prejudicial, preguntó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea si la ley española es compatible con el principio de libre fijación de precios establecido por el Derecho de la Unión.
 
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea afirma en sentencia de 19.09.2014 que las aerolíneas tienen derecho a cobrar por el equipaje facturado, y precisó que la ley española va contra el Derecho de la UE al obligarlas a transportar maletas facturadas sin un suplemento de precio.
La sentencia hace suyo el Dictamen de Abogado General, de 23.01.2014, que ya señaló como respuesta al órgano judicial español:

El principio de libertad de fijación de precios, proclamado en el artículo 22, apartado 1, del Reglamento (CE) nº 1008/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 24 de septiembre de 2008, sobre normas comunes para la explotación de servicios aéreos en la Comunidad, debe interpretarse en el sentido de que se opone a una normativa nacional, como la controvertida en el litigio principal, que prohíbe a las compañías aéreas cobrar, en concepto de suplemento opcional del precio, por la facturación del equipaje del pasajero.

No obstante, corresponde a las autoridades nacionales competentes verificar que, al cobrar por dicha prestación, las compañías aéreas respetan sus deberes en lo que se refiere a la protección de los derechos del consumidor contemplados en el artículo 23, apartado 1, del citado Reglamento, comunicando de manera clara, transparente y sin ambigüedades, y ello desde el comienzo del proceso de reserva iniciado por el cliente, las modalidades de fijación de precios ligadas a la facturación de equipajes, y permitiendo a dicho cliente aceptar o rechazar la prestación en cuestión mediante una opción de inclusión explícita.

El Tribunal razona en su sentencia que el Derecho de la Unión se opone a una norma como la española, que obliga a las compañías aéreas, en cualquier circunstancia, a transportar no sólo al pasajero sino también el equipaje facturado de éste por el precio del billete de avión, sin que pueda exigirse ningún suplemento de precio.

Entiende la Sala que el precio que ha de pagarse por el transporte del equipaje facturado “no es un elemento obligatorio y previsible del precio del servicio aéreo”, sino que puede constituir “un suplemento opcional de precio relativo a un servicio complementario”. “No cabe excluir que determinados pasajeros aéreos prefieran viajar sin equipaje facturado, a condición de que eso reduzca el precio de su título de transporte”. Por todo ello, el servicio de transporte del equipaje facturado “no puede considerarse obligatorio o indispensable para el transporte de los pasajeros”.

En el caso de España, corresponde a las autoridades nacionales comprobar si Vueling cumple las obligaciones de información y de transparencia que le competen en cuanto a los suplementos de precio.

Acerca de Manel

Magistrado con veinte años de experiencia en materia penal y Derecho de la Unión Europea.

Publicado en: Sin categoría

Comentarios

Sin respuestas hasta “Las líneas aéreas pueden cobrar por la facturación #TJUE”

Aún no hay Respuestas.