“Framing” no atenta contra Derechos de Autor según TJUE

  • Por:Manel
  • 0 Comment

Las resoluciones judiciales tienen eco en los medios en ocasiones en función del momento en que se dictan y de las circunstancias que concurren precisamente en esas fechas.

La resolución por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea del asunto C-148/13 Bestwater International en materia de propiedad intelectual ha levantado mucha polvareda en los medios de españoles. Seguramente por la inminencia del nuevo texto legal sobre el derecho de propiedad intelectual y cómo afecta a las comunicaciones 2.0.

Sin embargo para el Tribunal de Justicia no ha sido una cuestión novedosa, llamativa o especialmente compleja. Estaba resuelto hace años, y de hecho, ni siquiera ha llegado el Tribunal a dictar sentencia.

El Reglamento de Procedimiento del Tribunal de Justicia de la Unión Europea vigente regula, entre otros aspectos, las siguientes fases del procedimiento jurisdiccional:

  • la fase escrita: se trata de un intercambio de escritos entre las partes. El contenido de dichos escritos deberá ser suficientemente específico. Cuando esta fase del procedimiento se declare terminada, el Juez Ponente deberá presentar un informe preliminar a la reunión general del Tribunal.
  • las diligencias de prueba: el Tribunal podrá determinar diligencias de prueba tales como la comparecencia de las partes, la solicitud de información y documentos, el interrogatorio de testigos, el dictamen pericial o el reconocimiento judicial. Se deberá extender acta de cada vista de instrucción
  • la fase oral, si procede, tendrá lugar tras las diligencias de prueba. El Presidente abrirá y dirigirá los debates. La fase oral podrá celebrarse a puerta cerrada.
  • las conclusiones del Abogado General: al término de esta fase, el Abogado General presentará sus conclusiones.
  • la decisión final: el Tribunal se pronunciará mediante sentencia o auto. Únicamente las sentencias se emitirán en audiencia pública. Las sentencias y los autos recogerán diversas informaciones, tales como el resumen de los hechos o los fundamentos. A continuación se facilitará una copia a cada una de las partes.

Asimismo, el Reglamento recoge disposiciones particulares relativas a los distintos procedimientos ante el Tribunal: procedimiento prejudicial, recurso directo, recurso de casación contra las resoluciones del Tribunal General, reexamen de las resoluciones del Tribunal General, dictamen y otros procedimientos especiales.

Efectivamente, en este asunto,  haciendo el Tribunal ha hecho uso del art. 99 del Reglamento de Procedimiento, que señala: “Cuando una cuestión prejudicial sea idéntica a otra sobre la que el Tribunal ya haya resuelto, cuando la respuesta a tal cuestión pueda deducirse claramente de la jurisprudencia o cuando la respuesta a la cuestión prejudicial no suscite ninguna duda razonable, el Tribunal podrá decidir en cualquier momento, a propuesta del Juez Ponente y tras oír al Abogado General, resolver mediante auto motivado“.

La resolución que puesto fin al procedimiento C/148-13 en Luxemburgo (sede del Tribunal de Justicia) ha sido un auto -no sentencia-.

La lengua del procedimiento ha sido el alemán (proviene de una cuestión prejudicial de un Tribunal germano), por lo que el Auto sólo está disponible, en estos momentos, en alemán y en francés.

Las traducciones (pobres) del alemán son del autor.

El Auto del Tribunal en sus parágrafos 12 y 13 justifica la razón de no dictar sentencia -cuestiones semejantes ya resueltas-.

El parágrafo 14 del Auto, establece: Nach der ständigen Rechtsprechung des Gerichtshofs ist es nämlich für eine Einstufung als „öffentliche Wiedergabe“ im Sinne von Art. 3 Abs. 1 der Richtlinie 2001/29 erforderlich, dass ein geschütztes Werk unter Verwendung eines technischen Verfahrens, das sich von dem bisher verwendeten unterscheidet, oder, ansonsten, für ein neues Publikum wiedergegeben wird, d. h. für ein Publikum, an das die Inhaber des Urheberrechts nicht gedacht hatten, als sie die ursprüngliche öffentliche Wiedergabe erlaubten (vgl. in diesem Sinne Urteil SGAE, C‑306/05, EU:C:2006:764, Rn. 40 und 42, Beschluss Organismos Sillogikis Diacheirisis Dimiourgon Theatrikon kai Optikoakoustikon Ergon, C‑136/09, EU:C:2010:151, Rn. 38, sowie Urteil ITV Broadcasting u. a., C‑607/11, EU:C:2013:147, Rn. 39).(véase, en este sentido, la SGAE, C-306/05, de la UE: C: 2006: 764, párrafos 40 y 42, y el auto Organismos Sillogikis DIACHEIRISIS Dimiourgon Theatrikon kai Optikoakoustikon Ergon C-136/09, de la UE: C: 2010: 151, párrafo 38, y el juicio de ITV de Radiodifusión de los asuntos C-607/11, de la UE: C: 2013: 147, apartado 39).

Esto es, el concepto de ‘comunicación pública’ que pertenece al titular del derecho, conforme la Directiva 2001/29 es única y concretamente el fijado por le Tribunal al menos desde hace 10 años: “la obra protegida puede ser comunicada por medios diferentes a los utilizados anteriormente o, en su defecto, dirigirse a un nuevo público, es decir, como producto concreto y específico, a saber, un público que no fue tomado en consideración por los titulares de los derechos de autor cuando autorizaron la comunicación inicial al público, que no había sido ya tenido en cuenta por los titulares de los derechos de autor que han autorizado la comunicación inicial de su obra al público.”

Aclara a continuación el Auto del Tribunal:  en los casos en los que un tercero publique  una obra protegida que ya ha sido publicada anteriormente en otro sitio mediante un enlace de Internet, el Tribunal en el parágrafo 24 de la sentencia Svensson y otros (C-466/12) sostuvo que tal acto de reproducción, ya que utiliza el mismo proceso tecnológico, utilizado para la reproducción de la obra en otro lugar, sólo podría entonces calificarse como (comunicación) “pública” en el sentido del art. 3, párr. 1, de la Directiva 2001/29 si la acción se lleva a cabo para un nuevo público. Si este no es el caso, sobre todo porque el trabajo es accesible a cualquier usuario de Internet y además ya pertenece a otro sitio web con la autorización del titular de los derechos de autor, el acto (por el que se sigue el procedimiento) en cuestión no puede considerarse “público” en el sentido del artículo 3, párrafo 1 de la Directiva 2001 / clasificado 29 (véase, en este sentido, entre otras cosas, Svensson, parágrafo 25-28).

El Tribunal declaró que esta conclusión no queda desvirtuada por el hecho de que, cuando los usuarios hacen clic en el enlace en cuestión la obra con derechos de autor parece dar la impresión de que se muestra desde el lugar donde el enlace está alojado, mientras que en realidad viene de otro sitio. Este hecho es, en esencia, lo que caracteriza a la utilización, como en el presente caso, la técnica de “transclusión”, esto es, la división de una página de un sitio web en varios marcos y el uso de un vínculo “incrustado” de Internet (“inline linking”), que permite ocultar a los usuarios de este sitio el entorno original pertenece este elemento. Esta técnica se puede utilizar para poner a disposición del público una obra y elimina la necesidad de copiar y así caer en el ámbito de aplicación de las disposiciones sobre el derecho de reproducción, pero lo cierto es que su uso no da lugar a que la obra en cuestión se comunica a un nuevo público. De hecho, cuando y como este trabajo está disponible gratuitamente en el sitio señaló que el enlace de Internet, hay que considerar que cuando los titulares de derechos de autor han autorizado dicha comunicación, se tomaron en cuenta la totalidad de Internet como público.

Concluye el auto: El mero hecho de que una obra protegida, disponible gratuitamente en un sitio web, se inserta en otro sitio web a través de un enlace utilizando la técnica de “transclusión” (“framing”), tal como se utiliza en la litigio principal, no puede ser llamado “comunicación al público” en el sentido del artículo 3, apartado 1, de la Directiva 2001/29 / CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2001 sobre la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines en la sociedad de la información, en la medida en que la obra en cuestión no se transfiere a un nuevo público o divulgada en un modo técnico específico, diferente de comunicación original.

Por lo tanto, llueve sobre mojado, y lo resuelto, resuelto está

Acerca de Manel

Magistrado con veinte años de experiencia en materia penal y Derecho de la Unión Europea.

Publicado en: Sin categoría

Comentarios

Sin respuestas hasta ““Framing” no atenta contra Derechos de Autor según TJUE”

Aún no hay Respuestas.